Hoy en día es habitual encontrarse personas que tienen falta de energía, la persona es algo que nota en su vida aunque se le hace complicado saber qué puede estar provocando ese problema.

Una causa habitual son las deficiencias nutricionales, nutrientes que son importantes en la producción de energía y que por desgracia hoy en día hay mucha deficiencia de ellos en la dieta convencional.

Uno de estos nutrientes importantes para sentirnos con energía es el magnesio, en este artículo veremos por qué es tan importante y qué puedes hacer para evitar su deficiencia, haciendo esto notarás que tus niveles de energía se disparan, y sin duda una vida con energía es una vida mejor vivida.

 

LA DEFICIENCIA DE MAGNESIO

Si vas al médico y tienes deficiencia de magnesio tienes que saber que un análisis de sangre no será una prueba adecuada para diagnosticar esta deficiencia. Esto es debido a que el 99% del magnesio está dentro de la celula, no fuera de la célula en la sangre, esto hace que gran parte de la población no sea consciente de que es deficiente en magnesio.

Así que puede ocurrir que tu análisis de sangre diga que todo está bien y que tú seas deficiente en magnesio. Hay algo llamado deficiencia subclínica, cuando se da esto la persona puede tener magnesio para algunas funciones básicas, pero no tiene el suficiente para realizar todas las funciones que requieren magnesio de una manera óptima, así que el cuerpo intenta apañarse con lo que tiene.

 

LA IMPORTANCIA DEL MAGNESIO

Se le suele dar mucha importancia a macronutrientes como carbohidratos, proteínas y grasas, hay un gran debate sobre las cantidades a tomar de cada uno de ellos para conseguir los objetivos deseados hoy en día.

Sin embargo no se le da tanta importante a los minerales, sin embargo son vitales para un sinfín de cosas.

¿Sabías que hay más de 300 enzimas involucradas en muchas reacciones bioquímicas diferentes que requieren magnesio?

De todos los minerales, el magnesio es el segundo más importante, por detrás del potasio. De potasio necesitamos unos 4.700 mg al día, sin embargo de magnesio necesitamos entre 300 – 420 mg al día, es cierto que es mucha menos cantidad, pero sigue siendo muy importante, así que estos serían los dos minerales que necesitamos en mayor cantidad.

El 90% del magnesio se encuentra en los músculos y en los huesos. Si tienes niveles bajos de magnesio, puedes tener problemas óseos como osteopenia y osteoporosis, y también problemas de músculos, como calambres musculares, debilidad muscular o rigidez muscular, esto puede pasar incluso en el sistema vascular, lo que puede derivar en presión arterial alta.

Otra función clave del magnesio es mantener la carga eléctrica en las células, sin esta carga eléctrica tus músculos y tu sistema nervioso no están a pleno rendimiento.

Otro síntoma de una deficiencia subclínica de magnesio es la calcificación vascular. El calcio y el magnesio trabajan juntos. La calcificación puede venir derivada de un exceso de calcio pero también puede venir provocada por una deficiencia de magnesio o de vitamina k2.

 

CAUSAS PRINCIPALES DE DEFICIENCIA DE MAGNESIO

¿Qué nos está provocando esta deficiencia de magnesio?

Comer lo que no debes agota el magnesio del cuerpo, aquí tenemos alimentos como los carbohidratos refinados, el azúcar, los zumos, las galletas, la pizza, la pasta, etc.

Por otro lado está el no comer suficientes alimentos ricos en magnesio, hoy en día hay una tendencia a comer mucho lo que nos gusta o nos apetece y poco lo que nos conviene, este es un error vital.

Para evitar la deficiencia de magnesio toma alimentos de manera regular como el aguacate, las almendras, los vegetales de hoja verde oscura, el chocolate oscuro y las semillas de girasol.

Si no te sientes bien o no tienes suficiente energía, te recomendaría aumentar tu ingesta de magnesio durante una semana y ver qué sucede, seguro que lo notarás de manera muy positiva.

No comas lo que te apetece, come lo que te conviene.

Si tienes dudas por favor déjame tu pregunta en el foro