En las últimas décadas hemos hablado mucho de calorías a la hora de adelgazar, reducir calorías en las comidas, quemar más calorías haciendo deporte, eso no ha acabado de darnos resultados a largo plazo, más bien nos ha dado problemas, estancamiento por ejemplo al ralentizar el metabolismo por comer pocas calorías.

Ahora sabemos a través de la ciencia de la importancia que tienen los alimentos en las hormonas, son ellas, las hormonas las grandes responsables de que perdamos peso o de que ganemos peso.

Especialmente insulina, la hormona reina cuando se quiere perder peso y quemar grasa, es la reina porque influye en muchas otras hormonas, por ello será muy importante sanarla y cuidarla.

 

HORMONAS QUE QUEMAN GRASA O ALMACENAN GRASA

Lo que comes pone tus hormonas en almacenamiento de grasa o en modo acumulación de grasa, veamos un poco cómo influye esto en cada macronutriente:

 

PROTEÍNAS

Si comemos proteínas en exceso, algo que hemos hecho mucho en el pasado y que seguimos haciendo en el presente, pondremos nuestras hormonas en modo acumulación de grasa.

Hoy en día sabemos que el exceso de proteína aumenta la insulina demasiado, algo que no nos conviene.

Han sido muy populares por ejemplo los batidos whey y de soja para adelgazar, batidos que no te recomiendo por su impacto en las hormonas y por su baja calidad.

Con la proteína la clave es la moderación, no queremos quedarnos cortos ni excedernos, necesitamos la proteína por ejemplo para la renovación de los tejidos y nos interesa que esa renovación se haga de manera eficiente.

Algo muy importante es la calidad de la proteína, es muy habitual por ejemplo en los supermercados ver carnes de baja calidad muy económicas, estas carnes son un problema para la salud, así que recomiendo comer menos cantidad pero apostar siempre que se pueda por la calidad.

Consume carnes, pescados, quesos, huevos, que sean orgánicos siempre que puedas, si tomas soja tómala fermentada, de lo contrario muy probablemente sea modificada genéticamente, algo que no nos interesa.

CANTIDADES: Siempre recomiendo tomar alrededor de un 20% de las calorías del día en forma de proteína, eso supone por ejemplo que para una dieta de 1800 calorías tomaremos unos 90 gramos de proteína al día.

 

GRASAS

Las grasas son el macronutriente clave para adelgazar.

Solemos tenerles mucho miedo porque durante décadas se nos ha dicho que eran un peligro para la salud.

La ciencia ya nos ha demostrado que esto es falso, simplemente eran campañas difamatorias para confundir a la sociedad.

Si les pierdes el miedo te ayudarán mucho a adelgazar.

¿Por qué? Porque son el macronutriente que menos aumenta los niveles de insulina, recuerda que queremos tener a insulina contenta para conseguir nuestros propósitos de sanación y de pérdida de peso.

Al igual que con las proteínas deberían ser alimentos de calidad, no grasas malas, puedes comer por ejemplo aguacates, olivas, carnes de calidad con grasa, pescados de calidad con grasa, frutos secos, semillas.

CANTIDADES: Toma un 70% de las calorías del día en forma de grasas, esto supone para una dieta de 1800 calorías unos 140 gramos de grasa entre todas las comidas del día.

 

CARBOHIDRATOS

Estas últimas décadas nos hemos hinchado de carbohidratos, nos dijeron que las grasas eran malas, así que optamos por los carbohidratos.

Estas altas cantidades de carbohidratos y el exceso de comidas nos ha llevado a donde estamos, epidemia de sobrepeso y de enfermedades graves.

Tomar exceso de carbohidratos pone tus hormonas en modo acumulación de grasa, reducir los carbohidratos y apostar por aquellos de más calidad pone tus hormonas en modo quema grasa.

Importante vigilar a la hora de comprar los carbohdidratos ocultos en los alimentos, eliminar la fruta, toma sólo de manera moderada aquella que es baja en carbohidratos, no tomes glutamato monosódico, puede llegar a aumentar hasta en un 300% los niveles de insulina.

Apuesta por carbohidratos como las espinacas, las acelgas, la kale, el brócoli, las coles de bruselas, la coliflor, las zanahorias. La idea es que combines vegetales de hoja verde con verduras crucíferas, esto te llenará de poderosos nutrientes que actuarán como grandes medicamentos sanatorios.

Cada comida del día, también el desayuno, ha de tener gran presencia de estos alimentos.

Las grandes cantidades de fibra que te aportarán estos alimentos alimentarán las bacterias buenas que tienes en el intestino, la fibra es su alimento preferido, y como agradecimiento te ayudarán en tu objetivo de sanar y adelgazar. Sin la ayuda de las bacterias del intestino jamás conseguirás una sanación o una pérdida de peso duradera y sólida.

CANTIDADES: Toma menos de 30 gramos de carbohidratos netos al día, esto te ayudará a entrar en cetosis, ese estado metabólico en el que derretiremos las grasas.

 

ESTRÉS

Es una pena comer bien y poner tus hormonas en modo acumulación de grasa porque tienes altos niveles de estrés.

Tu jefe no es el culpable de tus niveles de estrés, tampoco tus hijos, tu pareja o las situaciones de la vida.

Tú eres el verdadero responsable de tus niveles de estrés.

Un estrés alto eleva la hormona del estrés, el cortisol, la cual a su vez eleva la insulina, algo que no nos interesa.

Sana tus niveles de estrés practicando grandes hábitos como la meditación diaria, el ejercicio diario y el buen descanso.

Por otro también recomiendo un trabajo interior para trabajar el ego y ser más tú mismo. Esto provocará en ti una gran transformación interna que se traducirá en niveles de estrés muy bajos o nulos.

Ya vez, a la hora de adelgazar, piensa mucho más en tus hormonas y deja de lado las calorías.

Combina dieta cetogénica saludable y ayuno intermitente para sanar tus hormonas y para sanar el intestino, esto te pondrá por el buen camino.